Cada vez es más frecuente el uso de tecnologías amigables con el medioambiente.

Que no generen contaminación y que resulten beneficiosos a largo plazo. Ciertamente, estos dispositivos facilitan muchos aspectos de la vida cotidiana y proporciona un ahorro energético y financiero para sus dueños. Aquí entran en juego los paneles solares.

Son artefactos compuestos por células que permiten transformar la radiación emitida por el sol en energía eléctrica.

Su utilización implica una distanciación de los métodos tradicionales de producción energética.

Sin embargo, hoy conocerlas las ventajas y desventajas de los paneles solares

VENTAJAS

La principal ventaja es que producen energía limpia y renovable. Cabe destacar que el sol es una fuente prácticamente inagotable; dada una estimación de un tiempo de vida de más de 6000 millones de años. A su vez, la energía solar no contribuye con el calentamiento global ni genera gases de invernadero que puedan dañar la capa de ozono.

Otra ventaja es que no es necesaria la utilización de recursos fósiles dañinos y contaminantes para el proceso de transformación de la energía solar a eléctrica. Tan sólo se necesita de un sistema capaz de recibir la radiación proveniente del sol y luego, a través de metales semiconductores, ser convertida en electricidad.

Además, el mantenimiento de los paneles solares es totalmente sencillo, no genera ningún ruido molesto, pueden durar hasta 10 años funcionando, están disponibles en todo el mundo y representan un enorme ahorro energético a largo plazo para el hogar.

DESVENTAJAS

Aunque, ciertamente, los paneles solares proporcionan energía limpia y renovable, no siempre son del todo eficientes.

Su funcionalidad va a depender de la incidencia de los rayos solares. Además, muchas veces se ignora cómo deben ser correctamente instalados y, por esa razón, no reciben la potencia que deberían.

Por otra parte, su construcción aún consta de materiales que requieren de energías contaminantes. Tal es el caso del silicio, componente principal de las celdas solares y que requiere de muchos procesos para hacerlo apto. Asimismo, son dispositivos altamente costosos en un inicio, lo que aleja el interés del comprador.

Finalmente, se necesita de un gran espacio y un clima seco para desplegar estos paneles. De lo contrario, de poco servirían pues no recibirían luz suficiente. Conjuntamente, el almacenamiento de energía es caro; aunque existen bancos de baterías para paneles solares, siguen siendo mecanismos costosos para ser aplicados en casas pequeñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *